VASOS DE HONRA

2Timoteo  2:20  Pero en una casa grande,  no solamente hay utensilios de oro y de plata,  sino también de madera y de barro;  y unos son para usos honrosos,  y otros para usos viles.

2Timoteo 2:21  Así que,  si alguno se limpia de estas cosas,  será instrumento para honra,  santificado,  útil al Señor,  y dispuesto para toda buena obra.

2Timoteo 2:22  Huye también de las pasiones juveniles,  y sigue la justicia,  la fe,  el amor y la paz,  con los que de corazón limpio invocan al Señor.

     En la palabra del Señor encontramos que hay diferentes tipos de vasos para diferentes usos.  Hay vasos de oro, plata, madera y barro.

     Notemos que dice: En una casa grande, lo cual está haciendo referencia a toda la creación universal de Dios y no solamente a la tierra o la iglesia, puede ser que se esté refiriendo a diferentes estirpes creadas por Dios,  por ejemplo hasta lo que conocemos acerca de la creación podemos mencionar a algunas de las estirpes que Dios ha creado, querubines, arcángeles, serafines, ángeles mensajeros y ángeles guerreros.  Estas  estirpes están en el cielo y después estamos los hombres,  recordemos que hay otros seres creados por Dios en los cielos, pero hoy estamos hablando de vasos que Dios utiliza para sus propósitos a los cuales él hace y coloca en diferentes niveles.

     La biblia no clasifica a las estirpes angelicales en ninguno de estos cuatro niveles de vasos, oro, plata, madera y barro, pero sí clasifica al hombre en el nivel de barro (Isaías 64:8, Romanos 9:20).

     Partiendo de esto podemos afirmar que es Dios mismo quién en su voluntad soberana escoge que tipo de vaso hacer, él es quien escoge el material con que forma sus instrumentos  y es él quien decide dónde servirá cada vaso que ha formado, esto no lo podemos decidir nosotros sino que lo decide Dios.

    En el verso 20 dice: que unos son para uso honroso y otros para usos viles, pero no está diciendo que solo los de oro y plata son para uso honroso, si leemos detenidamente el verso 21 dice que los que se limpien serán los que ocuparán los lugares honrosos delante de Dios.  La expresión; si alguno se limpia de éstas cosas, hace referencia a la iniquidad o al pecado según el verso 19.

     En el verso 22 el apóstol Pablo le da a Timoteo una lista de las cosas que él debe vivir para poder ser visto por los ojos de Dios como vaso para uso honroso; le habla del amor, la justicia, la fe y la paz y algo muy importante; le dice que éstas características las puede él ejercer y alimentar si se rodea de personas que tienen en su corazón limpieza y por lo tanto anhelan vivir igual.

     Entonces notemos que estos textos de Pablo nos hablan de que en la ejecución de los propósitos de Dios hay dos facetas que se realizan dependiendo de dos partes:

  1. La voluntad de Dios que decide de qué tipo de material es el vaso.
  2. La voluntad del hombre que decide si será vaso de honra o vaso vil.

     Notemos en Cristo el desarrollo de este proceso, en Filipenses 2; Jesús siendo Dios se despoja a sí mismo y toma forma de hombre, es decir se hace barro.

Fil 2:5   Haya,  pues,  en vosotros este sentir que hubo también en Cristo Jesús,

Fil 2:6  el cual,  siendo en forma de Dios,  no estimó el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse,  Fil 2:7  sino que se despojó a sí mismo,  tomando forma de siervo,  hecho semejante a los hombres;

     Notemos que la condición de hombre es condición de siervo, entonces nosotros los hijos de Dios en la tierra como no podemos ser mayores que nuestro maestro, debemos tener siempre en mente que somos vasos de barro y que somos servidores.

Los hijos de Dios debemos de  comprender que lo que nos hace vaso de honra no es el material de que somos hechos o el lugar que ocupamos, sino que lo que nos hace vasos de honra, es el que nos limpiemos de todo lo que no es agradable a Dios, no importando la posición que tengamos en la tierra.

Php 2:8   y estando en la condición de hombre,  se humilló a sí mismo,  haciéndose obediente hasta la muerte,  y muerte de cruz.

 CRISTO YA SIENDO HOMBRE O BARRO TUVO LA MISMA OPORTUNIDAD QUE TENEMOS NOSOTROS, DE

DECIDIR  SI SERIA VASO DE HONRA O DE DESHONRA, EL SE HIZO OBEDIENTE HASTA LA MUERTE.

 Hebreos 5:8   Y aunque era Hijo,  por lo que padeció aprendió la obediencia;

Hebreos 5:9   y habiendo sido perfeccionado,  vino a ser autor de eterna salvación para  todos      los que le obedecen.

     Fue el uso correcto de su libre albedrío el que lo perfeccionó y lo hizo el vaso de honra por medio del cual la humanidad sería restaurada.

     Jesús es el mayor ejemplo que tenemos,  donde podemos ver que un vaso de barro puede ser tan importante y honroso en los planes de Dios, si éste se limpia de todo lo que pueda estorbarle , no es la condición de vaso de oro la que determinará  nuestro nivel o calidad de servicio,  sino lo limpio que esté nuestro vaso.

     La biblia dice que: en el día postrero muchos se presentarán a Dios diciéndole; en tu nombre  echamos fuera demonios, hablamos nuevas lenguas, nos movimos en la unción de la profecía etc.  En otras palabras fuimos vasos de oro en la tierra,  tuvimos las mejores unciones y nos movimos en los mejores púlpitos, pero Dios les dirá;  apártense de mí hacedores de maldad, es decir fueron vasos de oro pero su uso era vil porque estaban llenos de maldad y no lo honraron y habrán otros que quizá su lugar fue cuidar la puerta del templo, quizá bajo la lluvia y en el frío, pero que se consagraron y se

Santificaron para eso y serán vistos como vasos de honra.

     Concluimos pues;  aclarando que el apóstol Pablo en ésta su primera carta a Timoteo nunca dijo que para ser vaso de honra hay que ser vaso de oro y que los vasos de menor  belleza material serían los de deshonra, más bien a la luz de este pasaje podemos ver que lo que determina la posición de honra o de vileza del vaso es su nivel de limpieza.

Los mayores Tesoros puestos de parte de Dios en el hombre; son la vida y el poder de nuestro señor  Jesucristo, y  han sido colocados en vasos de barro.  Dios es entonces el que decide qué  posición nos dará para servirle y qué tipo de vaso seremos,  pero nosotros decidiremos si seremos  vasos de honra  o vasos de deshonra,  pues aunque el vaso de oro esté en la lujosa sala y el de barro esté en la cosina, el vaso de oro puede ser vil en la sala y el de barro puede ser muy honroso en la cocina.   2 de Corintios 4:7 

Comentarios  

 
0 #1 galletas 23-10-2014 08:02
Hay cosas que no entiendo, voy a ver si releyendolo lo veo mejor, y si no ya
pregunto..
Citar
 

Escribir un comentario


Código de seguridad
Refescar

¿Quién está en línea?

Tenemos 4 invitados conectado

icemtdear

Universidad Cristiana

Inscribete en Nuestros Cursos

En Enero comenzamos nuestras clases de la Universidad Cristiana